Arroyo Salgado ex K, enfrenta al Gobierno que quiere esmerilar la imagen de Nisman para evitar nuevas marchas - MUNDO NORTE

Títulos

22/03/15

Arroyo Salgado ex K, enfrenta al Gobierno que quiere esmerilar la imagen de Nisman para evitar nuevas marchas

La jueza de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado. le endilga al kirchnerismo la búsqueda de un dato que podría terminar por desprestigiar a Nisman. La herencia del fiscal y nuevas revelaciones en el despacho de Fein.
Desde el Gobierno preparan el último golpe de gracia contra la figura de Alberto Nisman. Luego de señalar sus excursiones al exterior con modelos, de que Diego Lagomarsino hablara de sus movimientos financieros en Estados Unidos ahora estaría a punto la munición gruesa: filtrar que en uno de esos viajes de placer Nisman habría sido acompañado por una menor, concretamente de 17 años, que gracias a sus contactos con la SIDE habría logrado sacar del país sin presentar el permiso legal de sus tutores autenticado por escribano, trámite requerido hasta los 21 años.
Sería la estocada de gracia para con Sandra Arroyo Salgado, ya abiertamente enfrentada al kirchnerismo, más aún desde que avala la teoría del asesinato. La jueza de San Isidro pasa por su momento más difícil desde que arrancó la causa. Distanciada del Gobierno que la hizo jueza y al cual ella prestó servicios invaluables al impulsar causas contra Ernestina Herrera de Noble, fastidiosa con Ricardo Lorenzetti y sus peritos de la Corte y para colmo, nerviosa, con sus contactos en la SIDE en baja.
Está preocupada además por otras situaciones laterales que por momentos la exceden. Su guerra personal con Sara Garfunkel, la madre de Nisman, ahora tiene el agregado de que esta última retiró de diversas cajas (y de una cueva) fondos en metálico de Nisman que en realidad corresponderían a sus hijas.
El kirchnerismo espera que la imagen de Nisman se desgaste socialmente antes de que el caso pase a la justicia federal como podría suceder en un futuro no muy lejano. Ese ascenso genera otras movidas: en la Corte Suprema se ha tomado con interés el pase que se concretó esta semana de la esposa del juez Luis Rodríguez (que investigaría el caso si este fuera a Comodoro Py) que dejó el Consejo de la Magistratura para pasar a firmar en la Corte Suprema. El pase lo autorizó Ricardo Lorenzetti.
La fiscal Viviana Fein está convencida de que las filtraciones sobre la vida personal de Nisman provienen del Gobierno. Jaime Stiusso y Francisco Larcher le han dado a entender en sus respectivas declaraciones en su fiscalía que sería todo obra de Fernando Pocino, el único director que sobrevive a la gestión Stiusso.
La fiscal cuenta que las fotos que podrían aparecer en breve muestran a Nisman en una pileta junto a la joven que salió del país de manera ilegal. No son comprometedoras a nivel visual salvo por el detalle de que la joven estaría en topless. Evidentemente, cada vez será más difícil seguir la idea del fiscal Campagnoli, de hacer una segunda marcha para honrar la memoria del fiscal.

MERLO

Pages