Durrieu: "En San Isidro, la noche sigue sin control" - MUNDO NORTE

Títulos

28/08/14

Durrieu: "En San Isidro, la noche sigue sin control"

Los boliches de San Isidro convocan cada vez a más jóvenes de la región y la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, la mayoría de los estabecimientos funciona sin la habilitación correspondiente y sin contar con las medidas de seguridad exigidas por la legislación. Por esa razón  la concejal Marcela Durrieu, impulsa la implementación del Programa de Noche Vigiladas sincronizado desde el Centro de Monitoreo y conectado a la web oficial del Municipio.
     En ese sentido, señalo que "nos encontramos con pizzerías, restaurantes, bares y hasta clubes que a partir de cierta hora son convertidos en boliches, sin estar habilitados ni controlados para realizar esa actividad, ni mucho menos para albergar la cantidad de gente que concurre, la cual sobrepasa amplia y gravemente la capacidad física de los lugares", y agrega: "hay que ordenar la actividad para que se realice en condiciones de seguridad para los miles de personas, incluidos menores, que concurren a estos locales".
    El proyecto también le solicita al gobierno del Intendente Posse que instrumente controles de alcoholemia en los ingresos y salidas de los boliches, y la creación del Programa Noches Vigiladas, como el que funciona en otros distritos. 
    "En San Isidro ni siquiera se toman medidas para evitar la venta de alcohol a menores, ni la excesiva cantidad de gente que ingresa a los locales. Las personas que se acercan a bailar no cuentan con ningún tipo de protección de parte del Municipio, que tampoco se ha ocupado de regularizar las habilitaciones de los boliches", señala la presidenta del bloque del Frente Renovador.
    En  San Martín ya existe una ordenanza que regula la habilitación y funcionamiento de los locales nocturnos. Tigre ha avanzado hasta el punto de colocar cámaras en las puertas de acceso a los boliches, las cuales son monitoreadas desde el Centro de Operaciones y sus filmaciones pueden observarse en tiempo real por parte de los padres o de cualquier interesado. 
    "Estamos proponiendo cosas que son totamente posibles y concretas, que ya han dado resultados, y que San Isidro necesita. Lo que pasa dentro de los boliches impacta también afuera, por eso no es sólo un asunto de quienes van a bailar o de quienes manejan los locales",  afirmó la edil massista.

MERLO

Pages