Mundo Norte es una publicación digital independiente. Aquí encontrarás la información de personas y personajes de Toda la Primera Sección Electoral, Provincia de Buenos Aires y República Argentina. Contacto: contenidos@mundonorte.com.ar

A 104 años del Primer Gobierno elegido por el voto popular, que significó un cambio histórico en la República Argentina

lunes, 12 de octubre de 20200 comentarios

El Dr. Juan Hipólito del Sagrado Corazón de Jesús Yrigoyen Alen,  asume el primero de sus dos mandatos como Presidente constitucional de la Nación, cargo para el que fue electo el  2 de abril de 1916 junto a su compañero de fórmula el Dr. Pelagio Baltasar Luna como Vicepresidente quienes obtuvieron 336.980 sufragios (46,83 % de los votos emitidos) convirtiéndose de esa manera en el primer Presidente argentino perteneciente a la UNION CIVICA RADICAL y el primero electo por la ley 8.871 conocida como Ley Saenz Peña de sufragio universal (para varones), secreto y obligatorio. El Dr. Yrigoyen ejercerá su cargo hasta el 12 de octubre de 1922, fecha en la que pasará los atributos del cargo a su correligionario Marcelo Torcuarto de Alvear.



El Vicepresidente Dr. Pelagio Luna falleció el  25 de junio de 1919 en pleno ejercicio de su cargo, el cual quedara vacante hasta la asunción de su sucesor el Dr. Elpidio González.

El 12 de octubre de 1916 Hipólito Yrigoyen recibió la Banda presidencial de manos de Victorino De La Plaza. 

Vista desde hoy se trató de una elección restringida, ya que la Ley 8871 – popularmente conocida por el nombre de su impulsor, el presidente Roque Sáenz Peña– al utilizar el padrón del servicio militar excluía a las mujeres, que no podían elegir ni ser elegidas.

Sin perjuicio de ello, la de 1916, fue una elección avanzada para su tiempo, en un mundo donde menos de una decena de países utilizaban el sufragio masculino, secreto y obligatorio para elegir a sus autoridades.

Con la ley Sáenz Peña la Argentina quedó entre las naciones más de avanzadas en materia política, porque a principios del siglo XX apenas media docena de países tenía voto popular. Ningún país de América Latina había avanzado tanto, por lo que éramos el país del continente con mayor nivel de inclusión en ese sentido. La proporción de votos fue mayor incluso que en los Estados Unidos, donde los ciudadanos tenían y tienen que inscribirse para poder votar, mientras que aquí, al utilizar el padrón del servicio militar obligatorio quedó incluida una inmensa mayoría de los hombres mayores de edad.

El escrutinio definitivo dio como amplio vencedor a Hipólito Yrigoyen, con 340.802 votos (47.25%), lo que le otorgaba la mayoría simple en el Colegio de Electoral con 141 de los 300 electores. Segundo quedó el conservador Ángel Dolores Rojas, con 186.677 votos (25.88%), lo que significaba 69 electores.

El 12 de octubre de 1916 Yrigoyen recibió la banda presidencial de manos de Victorino De la Plaza, que había asumido la presidencia dos años antes, tras la muerte de Roque Sáenz Peña.

Yrigoyen llegó al poder con minoría en las dos Cámaras del Congreso, pero con la extraordinaria fuerza que le daba el voto universal: los humildes advertían por primera vez que, al menos al emitir el voto, el peón es igual al patrón. Eso tiene una fuerza extraordinaria”. La inclusión generada por esos comicios no fue solo civil sino también social

Durante su gobierno, Yrigoyen impulsó una serie de políticas que en conjunto implicaban una tendencia transformadora. Durante el periodo de 1916-1930 se registró una expansión promedio anual del 4,34% del PBI.

No cabía ninguna duda que se había iniciado un gobierno transformador de la realidad y que fue un hito en la historia y la Política Argentina.

Su visión del mundo, la neutralidad frente a la primera Guerra mundial, su posición sobre la moneda y el crédito. Sobre las exportaciones y su comercialización. Sobre la política energética. Su importante política ferroviaria. Creación de la Marina Mercante. Según el historiador Gabriel Del Mazo dice que el gobierno de Yrigoyen se caracterizó por su "Plan de Tierra y Petróleo", en la que el Estado se reservaba un rol de intervención decisivo.

La Argentina alcanzó tasas de alfabetización muy elevadas para la época (similares a las de Europa inclusive). En la ciudad de Buenos Aires se fundaron treinta y siete escuelas secundarias, y doce institutos de artes y oficios. Además, se construyeron 3126 escuelas primarias a lo largo de todo el territorio argentino. Durante los seis años de gobierno el alumnado escolar aumentó en más de cuatrocientos mil. Fue introducido el bachillerato nocturno, de gran concurrencia para la clase obrera.

El primer gobierno de Yrigoyen en 1916 inauguro una etapa en la historia política y social argentina. Su resultado tomó por sorpresa a los sectores privilegiados. Los conservadores demorarían más de una década en encontrarle la vuelta a la situación y volver al poder de una forma tan bizarra como antidemocrática que inauguró otra etapa, conocida como “la década infame” y que tuvo como blanco al propio Yrigoyen, cuando lo destituyó el golpe militar de 1930.

El Legado de Yrigoyen en ese gobierno fue la base central de la democracia representativa, republicana y popular.

Lic. Javier Marcos Argolo 

Compartí esta nota :
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Support : Creating Website | RR Template | MN Template
Copyright © 2012. MUNDO NORTE - All Rights Reserved
Template Created by Contacto Published by MN Template
Proudly powered by MundoNorte