Mundo Norte es una publicación digital independiente. Aquí encontrarás la información de personas y personajes de Toda la Primera Sección Electoral, Provincia de Buenos Aires y República Argentina. Contacto: contenidos@mundonorte.com.ar

A 37 años del día que más que cambio de gobierno, Fue la vuelta a una esperanza y una entrada a la vida.

jueves, 10 de diciembre de 20200 comentarios

 Hay día que significan mucho y hay días que transitan en la insignificancia, ese sábado 10 de diciembre de 1983 no fue un día más, sino uno que marco la historia.



Tras haber sido electo por la Unión Cívica Radical el 30 de octubre de 1983 por el 51,7% de los votos, el Dr.  asumió la presidencia del país, poniendo fin al autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”, que fue una dictadura militar de más de siete años, que tuvo como consecuencia en múltiples aspectos de la vida del País como ser económicos, políticos y sociales. Pero tres fueron los más terribles como ser La guerra de Malvinas, el gran incremento de la deuda externa y la persecución, desaparición y muerte de miles de argentinos.


Ese día sábado en el Congreso de la Nación, Raúl Alfonsín y Víctor Martínez prestaron su juramento ante la asamblea legislativa como Presidente y Vicepresidente de la Argentina respectivamente. Comenzaba una vuelta de página en la historia del País.

Posteriormente y tras un discurso del presidente constitucional a los también recientemente electos legisladores, se dirigió hacia la Casa Rosada en donde el saliente presidente de facto Reynaldo Bignone le hace entrega de los atributos de mando, firmando el acta frente al escribano mayor de la presidencia. Acto seguido y ya como presidente en funciones, designa y toma juramento a los ministros que conformaran su gabinete nombrando a: Antonio Troccoli en Interior; Dante caputo en Relaciones Exteriores y Culto; Raúl Borras en Defensa; Bernanrdo Grispun en Economía; Carlos Alconada Aranburu en Educación; Roque carranza en Obras y Servicios Públicos; Antonio Mucci en Trabajo y Aldo Neri en Salud y Acción Social.

Eran tiempos de esperanza y aire fresco para la sociedad argentina. Eran tiempos en los que se creía en utopías y que todo era posible.



Luego el flamante primer mandatario se dirigió a la multitud donde pronunció un breve discurso ante una verdadera multitud expectante que se había congrego en la Plaza de Mayo, pero con la intensión de marcar una sustancial diferencia con todos los mandatarios anteriores, el presidente Alfonsín no hablo desde los balcones del la Casa de Gobierno, sino que lo hizo desde los del histórico Cabildo de Buenos Aires.

Esté dia fue tan especial como lo hemos señalado fue reconocido el 22 de noviembre de 2007 por una ley del Congreso de la Nación que declara al 10 de diciembre de cada año como “Día de la Restauración Democrática”.

Como ejemplo podemos señalar algunos párrafos de esos discursos que contextualizan ese momento:

“Tenemos una meta: la vida, la justicia y la libertad para todos los que habitan este suelo. Tenemos un método para conseguirlo: La Democracia para la Argentina.”

(Fragmento del discurso de Raúl Alfonsín el 10 de diciembre de 1983)

“…que marchamos, que luchamos... para constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que deseen habitar el suelo argentino. “

Fragmento del preámbulo de la Constitución Nacional con el que finalizaba los actos de campaña el Dr. Raúl Alfonsín en 1983.

Sin ninguna duda el 10 de diciembre de 1983 tuvo y tiene muchas significancias y quedará grabado en la historia como un día con un gran significado, su trascendencia esta fuera de discusión.

La jornada de aquel día de octubre fue un estallido popular que se abría a la reconstrucción de la república con democracia plena.

El 10 de diciembre de 1983 Raúl Alfonsín, ese día Argentina volvió a ingresar en el concierto de las Naciones democráticas, también sería una bisagra con el pasado y comenzaría un esfuerzo por transitar dejar atrás un pasado de desencuentros, horrores y pesadillas. Se abrió un nuevo comienzo y una nueva esperanza.

Se dio comienzo a una nueva etapa la vida en Democracia.

Alfonsín supo hacer, desde lo discursivo, una ruptura total con el pasado reciente condenando de modo explícito a la dictadura militar en todas sus facetas.

Ni bien comenzó su gobierno, como había prometido en campaña, anuló la auto amnistía dictada por los militares y creó la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) a fin de investigar los crímenes cometidos por las tres juntas de la dictadura. En 1984 se publicó Nunca Más, el informe de dicha investigación, y a fines del año siguiente se condenó a cinco mandatarios militares a penas que iban de cuatro años a la reclusión perpetua.

En el ámbito de las Relaciones exteriores se tuvo un rol importantísimo en la paz y la democratización de la Región. Dos hechos políticos de relevancia son el Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile como así también y los acuerdos con Brasil que llevaron a la formación del Mercosur.

La educación fue uno de los ejes principales en donde se puede señalar cambios en las políticas educativas y el congreso Pedagógico.

Lamentablemente el gobierno de Alfonsín sufrió un hostigamiento sindical importante con 13 paros generales, la oposición de la Iglesia y intentos de sectores militares de desestabilizar el gobierno (asonadas carapintadas), como así resabios de la violencia del pasado como el copamiento del cuartel de La Tablada. La economía heredada de los militares y un contexto económico internacional desfavorable fueron siempre una carga pesada con la cual tuvo que lidiar.

Pero su gobierno tenía un horizonte de modernización del estado argentino y de inserción del País en el mundo.

Aunque la cultura popular lo haya proyectado a Alfonsín como una figura asociada con el triunfo de la Unión Cívica Radical en 1983 y las nuevas generaciones y la Historia lo hayan erigido como el padre de la democracia argentina, Alfonsín fue mucho más que eso, fue un Estadista, un líder político. No solo para quienes conciben su gesta en la línea de los grandes prohombres que el radicalismo ofreció a la sociedad argentina: Alem, Yrigoyen, Alvear e Illia antes que él, sino también para innumerables políticos, intelectuales, hombres y mujeres que supieron apreciar en su persona y en su gestión los valores de una identidad partidaria puesta al servicio de la militancia como ejercicio de la vida política, y de esta para la construcción del Estado sustentada en el Estado de Derecho, la democracia y los derechos humanos.

Hoy a 37 años queremos recordar esa bisagra en la Argentina, que sin ninguna duda sin Alfonsín la democracia actual no sería la misma.



Lic. Javier Argolo.

Candidato a Presidente de la Unión cívica Radical de Morón.

Lista 14- 214.

Compartí esta nota :
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Support : Creating Website | RR Template | MN Template
Copyright © 2012. MUNDO NORTE - All Rights Reserved
Template Created by Contacto Published by MN Template
Proudly powered by MundoNorte