"Cuanto más siniestros son los deseos de un político, ..." Aldous Huxley - MUNDO NORTE

Títulos

11/06/21

"Cuanto más siniestros son los deseos de un político, ..." Aldous Huxley


El amigo de esta semana es: Aldous Huxley, autor de “Un Mundo feliz, la más famosa novela de este autor, publicada en 1932.

La obra plantea un Mundo del futuro en donde el desarrollo tecnológico, la ciencia reproductiva, la administración y el control de las emociones por medio de drogas (soma), la división de la humanidad en “castas”: que aceptan pacíficamente su lugar, con una existencia saludable, avanzada tecnológicamente y libre sexualmente.

El precio del “Un mundo feliz” es simple, eliminan la familia, el arte y el amor entre las personas el pensamiento libre, como expresión filosófica, es el precio que debemos pagar por tener una vida en Paz y controlada por un Estado siempre presente y controlador, que no solo nos dice cuándo y con quién hacer qué, sino básicamente no acepta la diversidad, esta es básicamente la moneda de cambio del este “mundo feliz”.


No es mi deseo exagerar, porque en realidad no viviremos los americanos un “mundo feliz” nunca, simplemente recordé la frase del autor Ingles “Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje”


Hay estudios de la moderna antropología histórica que sostienen que hubo ciertas patologías, en la poca o nula resistencia que habían tenido las minorías religiosas precatolicas durante los años de la persecución romana, que su entrega al “martirio” en la fe, de que éste era el precio para entrar en un “mundo feliz” y que no había problema de pagarlo, es decir, el natural instinto de supervivencia fue remplazado por una extraña fascinación de dolor y a la muerte.


Las mismas ideas que después del 325 DC, las convirtieron a estas sectas en dominantes y ejercieron la violencia infinita con aquellos que simplemente pensaban diferente, es decir, se convirtieron los proto católicos, de martirizados a ser socios de los romanos en la persecución de otros, que ejercían su libertad e independencia en el ejercicio de sus convicciones religiosas; irónico, pero tan humano.


La argentina esta transitando el segundo año de las consecuencias de su ignorancia, de su desidia, del poco apego que en general tenemos por la racionalidad y este enamoramiento por la “magia” y las salidas rápidas, confiamos casi religiosamente en frases vacías, carente de sentido común o práctico, que en muchos casos solo quieren disimular pretensiones hegemónicas o simplemente son la demostración del enorme desprecio que “la política” tiene hacia los individuos.


Pasamos largamente los 83.000 fallecidos cuando estoy escribiendo estas líneas, el Estado, que subestimó la pandemia y su nivel de contagio, se enfrascó es sus propios “negocios”, lo que retrasó notablemente la puesta a disposición a la población de una vacuna que mitigara , mas no sea en parte, las consecuencias del COVID-19 no sólo por las muertes alcanzadas, sino por las consecuencias respiratorias, cardiológicas y neurológicas que en algunos casos sufren los que habiendo tenido la enfermedad, sobrevivieron a ella.


Perdimos un año, como mínimo, el escándalo de Pfizer, el retraso en otras soluciones, el aprovechamiento político y disciplinador de la cuarentena solo generó miles de puestos de trabajo perdidos, empresas cerradas, negocios quebrados, familias deshechas, consecuencias psicológicas que todavía no han sido seriamente medidas, porque en el medio de la Cuarentena, votamos, es decir, entre muertos y crisis económica los argentinos en cumplimiento de la Ley debemos elegir legisladores, nacionales, provinciales y municipales, y este es el telón de fondo, lo que informa a la política, que en muchos casos también ha demostrado su incapacidad, su falta de empatía para comprender la dimensión del drama que vive la Republica.


El Gobierno es esquizofrénico: tiene a quien ejerce el “poder” real, enfrascada en sus delirios persecutorios, producto de los delitos cometidos y que no comprende que es igual a otros frente a la ley penal, sobre todo cuando vulnerándola se ha hecho ella y su familia inmoralmente millonarios.


Un presidente que nos avergüenza a diario, con conductas que hacen dudar de su estabilidad emocional, cometarios fuera de lugar, insolencias absurdas que nos llevan a alejarnos cada vez más de la civilización, para entrar en un “mundo” fantasioso y muy peligroso.


Pero no es solo este presidente que discurre sobre la manera de cómo se pobló América, ignorando por ejemplo que las elecciones en Perú, que ponen en contradicción, hasta la posibilidad de la secesión al país indígena, con el Perú “europeo” o al menos no autóctono; ya hay quienes plantean esta división poniendo a Cuzco como Capital del Perú “originario” y que Lima represente otra cosa.


Tenemos una contienda política en ciernes para dirimir las listas de legisladores, con una oposición que sufre en muchas ocasiones del síndrome de la inconciencia personal de algunos de sus miembros, suponiendo que ellos son los que deben decidir sobre un presente mirando sus ambiciones futuras, como el caso de Rodríguez Larreta, o una Vidal paseando por los EEUU, mientras sus “operadores” tratan de ubicarla encabezando una lista en CABA, con su ultimo antecedente de Gobernadora de Bs As, una señora como Carrió, que sostiene casi sin ponerse colorada, que el “Evangelio nos salvará” de esta asociación ilícita en el gobierno, mientras se propone como candidata en la Provincia de Bs As, lugar donde hace pocos años vive.


Por lo tanto, podemos decir sin equivocarnos que hay un sector de la dirigencia política que no entiende el mundo que los rodea.


Hay quienes, como los nombrados anteriormente, piensan como Neville Chamberlain, que sostenía que se podía dialogar con Adolf Hitler, aún después que éste invadiera Polonia; y otros que más parecidos a Winston Churchill que sostienen todo lo contario, pese a las confusiones de la Diputada Gaillard, de ella me ocuparé en un momento.


Tenemos la suerte de que mayoritariamente la oposición es racional, piensa y actúa de manera inteligente, poniendo las cosas en el lugar adecuado y entendiendo que la administración pública debe ser ejercida por hombres y mujeres honestos, y no por una “Secta” que solo busca perpetuarse en el Poder y enriquecerse en el camino, financiándose inmoralmente con dinero del Estado con contratos truchos o pagando “Centros de Jubilados” que esconden Unidades Básicas, con el dinero de la clase pasiva a la cual les congelaron los haberes.


El gobierno insiste en legislaciones demenciales, como el proyecto de “Emergencia Covid” con discursos absurdos como el de la Legisladora por la Provincia de Entre Ríos, que sostiene sin vergüenza aparente, que: otorgarle superpoderes a la administración de Alberto Fernández para establecer cierres en las provincias sin el aval de las administraciones locales, poniendo directamente en duda el concepto de normas constitucionales, afirmando que “no es momento” de “estar preocupados por el republicanismo”, que esconde la declaración de un Estado de Excepción, donde los derechos pueden ser limitados, simplemente porque el Estado y su administración fracasó en la prevención y tratamiento de una Pandemia, es decir, por la inutilidad de la admiración que defiende la Diputada Carolina Gaillard (Frente de Todos por Entre Ríos).


La colega, porque afirma ser abogada, nos dice que “El ejecutivo no puede legislar”, cosa evidente que se enseña en el Colegio secundario, y por lo tanto la Legislatura le debe transferir plenos poderes al Ejecutivo para que esquive la manda constitucional.


¿Cinismo?, ¿Ignorancia?. No, es lo que piensan: que tenemos una Constitución “burguesa” y “Liberal” que complica e interrumpe el ejercicio del poder popular, aunque este sea menor y esté cuestionado, en el medio de un proceso electoral, la verdad es que no entiendo que aún no le hayan pedido una cuestión de privilegio por lo que es una declaración de tono antidemocrático, por decir lo menos.


El presente

Contando los muertos por miles, los infectados por millones, esto es para mi muy claro, se produjo por la desidia de la administración lo advertimos el 7 de abril del 2020: https://gbanzas7.wixsite.com/website/post/la-pol%C3%ADtica-es-el-arte-de-buscar-problemas


Por lo tanto, no nos puede tomar por sorpresa, claro, a mi no me lee la administración, pero tampoco algunas opositoras, vengo a ser una persona incomoda, porque las conozco a muchas desde que llegaron de sus norteñas provincias, aunque imposten la voz para parecer nativas de la Ciudad de Capital de la Republica.


Sobre la incompetencia del gobierno no hablan, ni de los que quieren “cerrar” la grieta, ni de los oficialistas, en esto coinciden, no en el centro, sino en un lugar muy incómodo llamado hipocresía.


Mas allá de cualquier consideración la propuesta de dotar al Ejecutivo de Poderes especiales es inútil, la pandemia se centraliza en los lugares donde menos atención se prestó, como el Gran Bs As, y la Ciudad Autónoma que recibe miles de bonaerenses diariamente, y la autoridad que debió ejercer para ordenar estos traslados, no se resuelven con la policía pidiendo autorizaciones o “aplicaciones”, se resolvía con vacunas como hacen los países civilizados, como hace Jujuy, para no ir muy lejos.


Claro, me acusarán de “oficialista”, realmente me importa un bledo, la verdad es simple, nos “comimos” un 2020 encerrados, para tener un 2021 mas liberados, actuaron correctamente, dentro de sus competencias, debieron las autoridades nacionales hacer lo mismo y no mezquinamente centralizar un tema que lo excedía.


Lamento los errores de apreciación, las estrategias fútiles cuestan vidas, pero al menos desenmascaran hipócritas, falsos opositores y cómplices.

Algo bueno sacaremos de este drama, como sociedad.


El oficialismo fracasó, porque no tenían destino de gobierno, sino que buscaban simplemente la impunidad a los delitos cometidos, la pandemia los sorprendió, pero no modificaron el rumbo.


Quedó en claro qué clase de periodismo tenemos, mayoritariamente corrupto y cínico, pero a la vez surgieron voces extraordinarias que se elevaron sobre sus compañeros de profesión y nos demostraron que no todo está perdido, la pandemia consiguió también esto.


El COVID-19, les sacó las mascaras a los “falsos opositores”, los mostraron como lo que son: socios del oficialismo, y a la vez, surgieron verdaderos dirigentes que representan a los millones que queremos vivir en una sociedad honesta, gobernada por gente de la misma condición.


El “SOMA”, de los Medios encontró un antídoto en las Redes Sociales, que, como una barrera, con algunas fisuras se alzan para impedir que nos conviertan a todos en habitantes de un “Mundo Feliz”, rodeados de pobreza, miseria e inmoralidad.


Hay destino, solo nos debemos proponer no permitir que nos engañen.

Debemos comprometernos a convencer, que esto tiene solución, depositando el voto primero en las PASO en aquellos que son opositores en serio, una vez que recuperemos la Republica, en el 2023, nos ocuparemos de tratar de separar los buenos de los malos en la actual administración.


Nosotros hacemos política, no evangelizamos, reconozco mis limitaciones, yo no hubiera entrado cantando al Circo de Roma, hubiera muerto luchando en las calles.


Los abrazos a todos.

Desde San Salvador de Jujuy.



MERLO

Pages