En tu casa, con tres ejercicios sencillos podés tener abdominales marcados - MUNDO NORTE

Títulos

05/08/22

En tu casa, con tres ejercicios sencillos podés tener abdominales marcados

Ejercítate desde tu hogar practicando algunos ejercicios, ultra sencillos, que te ayudarán a tener el abdomen que deseas.

Si bien el abdominal clásico es el que usualmente se practica, se pueden conseguir mejores resultados con otros tipos de abdominales. Además, podrás mejorar la estabilidad del abdomen, lo que te ayudará a tener una mejor postura en tu día a día. Por esto, te traemos 3 variantes que harán marcar el abdomen como tanto lo deseas. 


Tijeras verticales

Un ejercicio perfecto para empezar a entrenar el abdomen es el de las “tijeras”. Si bien existen las tijeras horizontales, esta vez practicaremos las verticales. Para realizarlo, debes apoyar tu espalda en el suelo, colocar los brazos en los lados y dejar las piernas estiradas. En seguida, procede a levantar una pierna y luego la otra de forma alternativa, sin que toquen el suelo. De esta forma, se simula el movimiento de las tijeras. 


Levantamiento de brazo y pierna

Para hacer este ejercicio, debes situarte de forma cuadrúpeda, alineando las rodillas debajo de las caderas y las palmas de las manos debajo de los hombros. A partir de esa posición, levanta el brazo izquierdo a la altura de los hombros y la pierna izquierda a la altura de la cadera, extendiéndolos lo más que puedas. Trata de mantener la posición durante unos segundos, y luego repite del lado contrario. Realiza de 15 a 20 repeticiones para completar el ejercicio.


Escaladores

Los escaladores, también conocidos como alpinistas, son uno de los mejores ejercicios de peso corporal. Además de tonificar y fortalecer los abdominales, brinda un entrenamiento cardiovascular completo. Para practicarlo, también debes comenzar en una posición de tabla alta, es decir, apoyando la punta de los pies y las palmas de las manos en el suelo. 

Desde esa posición, debes llevar una de las rodillas debajo de tu pecho. Rápidamente la regresas a su lugar y repites el movimiento con la otra pierna. Sigue alternando las piernas y acelera el ritmo, lo más que puedas, hasta completar un minuto. 


Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

MERLO

Pages